Archivos para junio, 2012

SkyGames para España – Round 1

Publicado: junio 30, 2012 en Noticias, Todo

Grandísimo los corredores españoles en el SkyGames Ribagorza 2012, después de la inauguración en la tarde-noche de ayer, hoy tocaba calzarse las zapatillas de mucho taco y enfrentarse a los 1000 metros de desnivel positivo del kilometro vertical, después de la última noticia de que el gran favorito Urban Zemmer decidía no participar a falta de pocas horas para el comienzo, el triunfo de la carrera parecía tener color español, y tras ir conociendo el paso intermedio cada vez sabia más, contando en meta con 5 de los 6 pódiums de esta primera carrera de los SkyGames.

Categoría Masculina.

1 – Agustí Roc.

2 – Raúl García Castan.

3 – Nicola Golinelli.

Categoría Femenina.

1 – Oihana Kortazar.

2 – Laura Orgué.

3 – Mireia Miró.

Enhorabuena a todos los participantes en especial a los pódiums y mi felicitación especial a Raúl García Castan por ese fantástico pódium en pleno proceso de recuperación.

skygames breves.

skygames breves.

video: 

 

Anuncios

Kilian vuelve a la competición después de la desgraciada perdida de Stephane y vuelve a lo más alto del pódium.

Kilian Jornet vence en el Kilometro Vertical de la Marathon du Mont Blanc

El español volvió a calzarse las zapatillas de competición tras Zegama – Aizkorri

Kilian_Jornet_3

El corredor Salomon InternationalKilian Jornet, se imponía el pasado viernes 29 de Junio en el Kilómetro Vertical que se celebraba dentro del gran evento de la Marathon du Mont Blanc, que durante este fin de semana, 30 de Junio y 1 de Julio, celebrará varias pruebas dentro de este meeting del trail running que tendrá como colofón el domingo, con la disputa del Marathon du Mont Blanc.

Seguir leyendo… http://www.corredordemontana.com/component/content/article/173-actualidad/6456-kilian-jornet-vence-en-el-kilometro-vertical-de-la-marathon-du-mont-blanc.html

 

Retos aun más difíciles

Publicado: junio 29, 2012 en Carreras, Noticias, Todo

Hay ocasiones o personas en la vida dignas de mencionar, de ser alabadas y condecoradas como realmente se merecen. Como una persona sin visión puede llegar a correr una prueba de más de 100 kilómetros solo guiada por un palo y la voz de sus compañeros, o como otra persona puede llegar a escalar faltándole una pierna, paredes que para la mayoría de los mortales no podrían en toda su vida. ¿Y a algunos se les llama extraterrestres teniendo el 100% de sus capacidades? Yo prefiero llamárselo a estas personas, todos y cada uno de ellos ha tenido que lidiar con una enfermedad y una minusvalía, y aparte llegan a niveles iguales o superiores a muchos de nosotros, solo con tesón y esfuerzo, para mi estos son los verdaderos Súper Héroes. Hoy ponemos otros dos Súper Guerreros.

IMPULSADO SÓLO CON SUS MANOS

Spencer West hace cumbre en el Kilimanjaro… sin piernas

Necesitó siete días para alcanzar la cima de la montaña más alta de África, en un increíble ejemplo de superación y determinación bajo el título “Redefinir lo posible”. Sus brazos fueron la única fuerza impulsora para ascender los 5.895 metros del Uhuru Peak.

Spencer West, en la cumbre del Kilimanjaro tras su ascensión sin piernas

Spencer West, en la cumbre del Kilimanjaro tras su ascensión sin piernas (Freethechildren.com)
“Redefinir lo posible” es el lema bajo el que Spencer West ha escalado el Kilimanjaro. Y seguramente esta expresión nunca se había utilizado con tanta razón como en esta ocasión. Este canadiense de 31 años, que perdió ambas piernas a los 5 años de edad por culpa de una malformación genética, ha sido capaz de alcanzar los 5.895 metros de la montaña más alta de África impulsado únicamente con sus manos.
SUPERACIÓN A TRAVÉS DEL DEPORTE

Timothy Olson, de las drogas y la cárcel a vencedor de la Western States 100

El pasado fin de semana, Olson se alzó con la prueba de mayor prestigio de los Estados Unidos, pero detrás hay una historia de superación, ya que Timothy superó su adicción a las drogas y una estancia en la cárcel gracias, en parte, al trail running. Esta es su historia.

Timothy Olson

Timothy Olson (Hannah Olson)
14 horas, 46 minutos y 44 segundos. Esas tres cifras estarán para siempre en la memoria de Timothy Olson, y es que con este tiempo se convirtió en el ganador de la Western States 100; además, este tiempo será, al menos durante un año, la mejor marca de la historia en la prueba más prestigiosa de los Estados Unidos. Todo un logro para este ultrarunner, sobre todo si tenemos en cuenta la historia que Olson lleva a sus espaldas, en la que se entremezclan las drogas y un paso por la cárcel.

Psicobloc mortal

Publicado: junio 29, 2012 en Noticias, Todo

Desde Desnivel nos dan la alerta de un nuevo fallecimiento en la montaña esta vez escalando a nivel del mar en Mallorca, y nos da unas nociones de lo que no se debe hacer en psicobloc.

 

EL ESCALADOR LLEVABA MATERIAL AL CAER AL MAR

Accidente mortal de psicobloc en Mallorca

Un escalador inglés murió ahogado el jueves pasado cuando practicaba psicobloc en la zona de Cala Serena, Mallorca. Posiblemente, la causa del accidente fue el material que llevaba al caer al mar.

En algunos sectores de psicobloc es muy importante equipar la salida del agua con una cuerda con nudos o una escalerilla.

En algunos sectores de psicobloc es muy importante equipar la salida del agua con una cuerda con nudos o una escalerilla. (Darío Rodríguez/Desnivelpress.com)

Primer Mesario :D

Publicado: junio 27, 2012 en Equipo, Todo

Primer Mesario 😀

Mañana día 28 de junio hacemos nuestro primer mes como equipillo oficial, estamos cada día mas contentos de el acogimiento que ha tenido nuestra página web entre vosotros nuestros lectores, como habéis podido comprobar nos gusta enseñar casi al día las mejores noticias del mundo de la montaña que salen a la luz, al igual que comentamos nuestros llamados Retos, y empezamos a organizar alguna quedada para ir introduciendo a personas que les gusta la montaña y seguir conociendo a mas o mas corremontañeros, por ahora no hemos salido a escalar o a hacer alguna ruta digna de mencionar pero irán llegando.

1 mes

1 mes

Bueno llegan los números y los agradecimientos. Primero los agradecimientos, principalmente a todas esas personas que nos estáis comenzando a leer, solo decir que entre nosotros hemos comentado que se agradecería algún comentario en el blog o la web de facebook (critica constructiva :D), y agradecer por igual a todos esos reporteros que hacéis que podamos colgar casi todas las noticias día a día, al igual que a nuestros colaboradores que aunque por ahora solo tenemos a uno irán llegando más o eso esperamos. Y ahora los números estamos sorprendidísimos de los números que hemos recibido en estos días, volvemos a agradecer esa conectividad que habéis tenido llegando a pasar de 50 visitas en por lo menos un día y casi llegando a las 50 y pasando de las 40 en varias ocasiones, a falta de unas horas de hacer el primer mes hemos llegado a 658 visitas y podemos decir que está muy bien por otras webs que hemos tenido y nunca han tenido un acogimiento ni similar.

Por último volver a decir de nuevo muchas gracias por vuestras visitas y esperemos poder seguir dando que leer.

La dirección de Challenge Mountain’s Blog.

Buenas a todos,

en esta dirección podréis encontrar varias fotos de este Duatlon del que hay un relato ya escrito( https://challengemountainsblog.wordpress.com/2012/06/25/reto-duatlon-cross-los-molinos/ ), para los que hayáis corrido este duatlon y queráis buscaros, espero que os sirva para algo, y avisamos que intentaremos hacerlo con cada carrera a la que podamos asistir, ya sea como público o participando, ya que tendremos alguna cámara por ahí escondida.

Espero que os sirvan de algo.

http://www.flickr.com/photos/themountainchallenge/sets/72157630316937232/

Nos vemos en el siguiente reto.

Buenas a todos,

aquí os dejo la crónica de un compañero de trabajo que se ha enganchado a esto de correr por las montañas y se atrevió nada más y nada menos con el GTP.

“Tras mi primer ultra terminado, el año pasado, aprendí que el estado del corredor durante la prueba es una concatenación de toboganes. Ahora estás bien, luego mal, luego muy mal, luego mejor, luego sorprendentemente mejor que antes…Y concluí, que el éxito en estas pruebas depende de aprovechar bien los momentos buenos, y superar los momentos malos. Para lo primero hacen falta piernas, físico, esto es, entrenamiento. Para lo segundo, capacidad de sufrimiento, dureza mental, esto es, entrenamiento.

Con todo y con esas allí nos plantamos. Primer ultra trail de los de verdad, de los de desnivel apreciable, de los de kilometraje apreciable al que me enfrentaba. No es sólo la carrera en cuestión, sino los días previos, la noche anterior, la mañana de la prueba. Es la llegada al polideportivo, de noche, poco antes de las 5.15 de la mañana, con la incertidumbre de no saber a qué te enfrentas, pero, a la vez, sin haberte planteado ninguna duda del por qué.

Por qué tenemos más de 600 corredores, andarines, atletas, poco antes de las seis de la mañana de un sábado compartiendo la misma ilusión: disfrutar de la montaña en un desafío memorable. La mayor parte precavidos, conservadores, se conforman con terminar la hazaña; otros, los menos, los privilegiados, buscan hacer marcas para el recuerdo. Tan valientes unos como otros, tan dignos de admiración los otros como los unos.

6.00 am, comienza la carrera tras la entrega de mochilas para rascafria y el “exhaustivo control” de material. Todos corren, a diferentes ritmos. Atravesando las calles de Navacerrada veo a lo lejos corredores que se destacan, corriendo a velocidades más propias de corredores de asfalto. Llegamos a la rotonda de la piedra colgante y embocamos la pista de tierra, que nos adentra en el valle de la barranca. Con ligera pendiente ascendente, veo ya a gente que se detiene a caminar (aun queda un largo recorrido). Yo aguanto hasta el parking, enfrente del hotel, donde doy mis primeros pasos caminando. Cruzamos al otro lado del río y por una senda empiezas las pendientes mas pronunciadas. Así, hasta la fuente de la campanilla donde comienza la verdadera ascensión a nuestro primer objetivo: la Maliciosa.

Subida dura. La hago andando casi totalmente, sin parar. Me resulta incómoda, por la cantidad de piedra suelta en el camino, pero como la conozco por ser lugar habitual de entrenamientos, cumplo el objetivo de plantarme en la cima en 1h45. Control de paso y toca bajar. Primera parte peligrosa, con gran pendiente, pero corta. Me coloco detrás de otro corredor no muy hábil en estas líneas del descenso, pero que me evita tener que estar pendiente de las balizas. De hecho me da paso varias veces, pero le digo que no, que voy cómodo detrás. Nos pasan varios corredores, bajando como se debe bajar.. Llegamos a la sierra de los porrones, que alterna senda con alguna zona de roca algo más complicada, hasta empezar un sendero que nos manda, en un zig-zag eterno, hasta la pista de las zetas. La tomamos unos metros y retomamos otra senda, que nos llevará directos a canto cochino, el primer avituallamiento.

Control de chip, que no funciona. La verdad es que me da igual. Mientras tomo liquido llega la primera fémina, a la que no volví a ver. Unos minutos parados y en marcha, por el corazón de la pedriza. Senderos escondidos, entre árboles, ya transitados por algún andarín ajeno a la prueba, que nos anima al paso. Llegamos al inicio del la segunda ascensión, la “tachuela (eso pensaba yo) del collado de las dehesillas. Poco desnivel, interpreté que sería sencillo. Nada más lejos de la realidad. Eterna se me hizo, de piedra en piedra, salvando desniveles fuertes entre rocas, empezaron a presentárseme los primero síntomas de agotamiento. En una de esas, tropezón y al suelo: rodilla sangrando. Un buen golpe, del que no me volví a acordar hasta q me metí en la ducha al acabar. Alcanzamos la cima, siguiendo a dos corredores que van juntos, pero en la bajada los calambres no me permiten seguirles el paso. Momento crítico, quizás el peor, porque pensé que m había metido en un embolao demasiado fuerte para mí. Pasé la bajada y por un sendero que en ocasiones había que intuir, porque la vegetación no dejaba ver el suelo, llegamos a una pista, por la que me dejo caer durante un par de km. Veo más corredores por delante que van también corriendo, aprovechando lo benévolo del terreno. Tras un giro brusco abandonamos la pista y nos quedan 2km hasta el avituallamiento, en la olla de San Blas. Ya hacía un poco de calor, y sin apenas sobras, nos presentamos en el avituallamiento previo a la ascensión a la Morcuera. Reponemos  y para arriba, sin tiempo que perder.

En esa ascensión, describimos una trayectoria semicircular alrededor del avituallamiento, mientras ganamos altura poco a poco. Se alternan las tendidas pendientes con zonas de bajadas o falsos llanos. Me da miedo pensar que los kms pasan y no ganamos apenas altura. Sólo espero el momento en el que nos saquen de la pista y nos metan por senda a ganar altura. Y así es. Los últimos 2.5km son duros, muy duros, en especial ese último kilómetro y medio en el que mi espalda no recuperó en ningún momento la verticalidad. Alcanzamos la cima, con gente aplaudiendo y animando, y el avituallamiento. Cuatro o cinco minutos arriba, y nos lanzamos corriendo hacia Rascafria.

Bajada muy cómoda, también coincidió con uno de mis mejores momentos del día. Me encontraba bien y bajo rápido, sin grandes alardes pero rápido, alternando pista con senda. Llegamos unos kms más bajo al río, y comenzamos a ver a los primeros bañistas en sus orillas, lo que anuncia la cercanía de las presillas. Grandes bañistas, entre los cuales alguno ha debido hacer colección de los banderines, pues durante más de un km no había ninguno en el recorrido. Qué gente más maja!

Llegamos al camino que desemboca en el Monasterio del paular, donde nos cruzamos con mucha gente que nos mira extrañada. Si supieran lo que llevamos y lo que nos queda….Puente del perdón, avituallamiento y cambio de ropa. Aprovecho para meter en la mochila la manga larga para la noche y sacar los bastones. Tengo claro que  el Reventon me lo subo andando en un par de horitas,  sin forzar. Y así hago. La primera parte dura, por el calor. Son algo más de las dos y en Rascafria  hace una temperatura considerable. Pero enseguida nos adentramos en el robledal que gobierna la primera parte de la subida al reventón. Sigo a un corredor que aunque no corre, lleva un paso firme y rápido, que me cuesta en principio seguir, pero al que luego me adapto.

Abandonamos el robledal para coger la pista de la segunda parte de la ascensión, ésta con menos sombra. Y…sorpresa!: avituallamiento de agua extra en mitad de la subida…qué lujo!!!! Aprovechamos para refrescarnos y continuar, pero un km más adelante un calambre en el femoral de la pierna izquierda me deja tres o cuatro minutos KO. Mi compañero continua su camino y cuando me recupero, arranco de nuevo, hasta recuperar la marcheta anterior. Llego al avituallamiento, en el que como y bebo con tranquilidad, y alcanzo a mi compañero con el que reanudo la marcha hacia el control de paso, un poco más arriba.

Tomamos rumbo a Peñalara, con continuos subibaja, pudiendo divisar a corredores que caminan o corren por delante nuestro algún km  más adelante. Empiezo a notar molestias en un talón y en la planta de los pies. En el talón, un dolor agudo, como si una piedrecilla se estuviera clavando. En la planta, unas ampollas que asomaban la cabeza. Dejo ir a mi compañero porque no puedo seguir su ritmo y llego a los neveros. Poco después, me detengo a ver qué pasa con mis pies. Mal negocio: la media está rota por el talón, pues la zapatilla se ha roto y me ha rajado el calcetín, con la correspondiente herida. Un voluntario se acerca y me ayuda a curarme, tanto la herida como las ampollas. Me levanto y sigo hacia arriba, hasta la laguna de los pajaros. Los pies no los llevo bien, y me planteo seriamente abandonar en La granja. Mientras subo claveles veo más arriba a corredores echando manos: de verdad hay que hacer eso? Guardo los bastones y hacer de funambulista entre las piedras del risco. Divertido cuanto menos.

Poco después llegamos a Peñalara donde nuevo control de paso. 12:30h de carrera. Me preguntan que qué tal y les digo que en la granja lo dejo, que los pies hierven. Me intentan convencer de que es un error, que llegue abajo y lo piense, pero lo tengo claro. Comienzo el descenso, con los pies ardiendo en cada contacto con el suelo, hasta que llego a la zona más complicada. Pensé que sería peor, y más larga. La salvo bien, no muy rápido pero sin contratiempos, y empiezo a correr por el bosque, siguiendo un sendero precioso, idílico, de cuento. La parte más bonita del recorrido que completé. Alterno andar con correr, porque, a pesar de ir bien de piernas, los pies me están matando. Hasta que me alcanza una corredora, a unos 7km para el final, corriendo, y decido seguirla, hasta llevarme a buen rimo a las puertas de la Granja, donde di por finalizada mi aventura, totalmente convencido de que era lo mejor.

Al día siguiente, ya no estaba tan convencido. Quizás no conseguí superar unos de aquellos “momentos malos”.

Experiencia inolvidable, sin duda, a pesar de los pesares.”

Espero que lo hayáis disfrutado.

El año que viene espero que alguno de nosotros lo intentemos, al menos con el recorrido más corto si lo vuelven a ofertar jeje.