Reto – Vuelta a 7 picos (David)

Publicado: septiembre 18, 2012 en Carreras, Equipo, relatos, Retos, Rutas, Todo, Trail Running

Debo decir que esta salida ha sido muy dura, sobre todo comparandola con las últimas salidas que he tenido por montaña en las que me encontre bien, fuerte en las subidas y sin molestias corporales. Aunque fue bonita y técnica, de las que disfrutas sobre todo si te encuentras en forma.
El día comenzaba bien, se levantaba un buen día, soleado y no con demasiado calor, aunque la noche no descanse bien, quizas por los nervios de la salida, sabía que llevaba una semana con molestias en la pierna pero suponía que era simplemente que estaban cargadas y que en cuanto calentasen se pasarían. Aun así me levante sin sueño, sabía que habiamos quedado a las 7 y a las 6 estaba desayunado y empezando a prepararme, salía contento, estrenaba por fin en una salida de trail la nueva mochila de Salomon que me compré y estuve un rato preparandola y colocando todo en sus bolsillos de forma en la que supiera donde esta cada cosa para su acceso rápido.
Me pongo en marcha en busca de Ivan para llegar a Cercedilla, lugar donde hemos quedado con Jose para comenzar la subida desde las dehesas a Cerro Minguete por la calzada.

Jose subiendo Cerro Minguete

Con coches aparcados y todos preparados, nos ponemos en marcha para comenzar la subida por la calzada, ya conozco la dureza de esta subida pero voy bien, voy calentando y vamos todos a ritmo, en poco tiempo estamos en la FuenFria en donde observamos como llegan a preparar el avituallamiento de la carrera que esta a punto de comenzar. De ahí, comenzamos a ascender a Cerro Minguete, en donde empiezo a notar molestias en el ligamento cruzado de la rodilla derecha, y al ver que mis compañeros de fatigas me miraban esperandome, les animo a continuar su ritmo que yo ya llegare. Continuamente les veo a lo lejos, pero no consigo llevar un ritmo cómodo, ni rápido, ni siquiera en el que evite el dolor que me aparece cada vez que piso con la pierna derecha.

Llegando a Cerro Minguete

Por fin llegue a Cerro Minguete, ahí pensaba que podría aguantar  bien la ruta, el dolor no ha empeorado y puedo correr en llano y en las bajadas, las subidas parece que pronto podrían acabar (cosa que no fue del todo cierta). La subida a Montón de Trigo la hago otra vez con tranquilidad, no los pierdo de vista pero no quiero apretar para al menos poder disfrutar la bajada, cosa que hago con gusto, me siento ágil, rápido moviendo las piernas y sin grandes molestias, por lo que bajar no encuentro problema y voy cómodo hasta las Fuenfria, ahí descanso viendo como llegan los primeros competidores de la carrera que van a subir al mismo lugar del que hemos bajado.

Tras ver a los primeros, continuamos por el camino Smith, ahí es donde veo que realmente el dolor de la pierna no ha mejorado o se ha mantenido, todo lo contrario, ha empeorado, y cada zancada noto un pinchazo, no se si alargar la zancada o acortarla, ya que si alargo voy con mucho dolor, y si doy zancadas cortas el dolor disminuye pero mis compañeros se alejan.

Realmente está todo decidido, acorto y que mis compañeros corran como puedan disfrutando del camino, cada poco veo que van esperando y a este ritmo llegamos a Navacerrada.

Una vez ahí queda buscar la senda del Herrero, Iván conoce la ubicación pero no conoce de donde sale por lo que comenzamos a investigar hasta que encontramos y vemos que lo que comentaba Iván de la bajada técnica es realmente una bajada bestial, muy divertida y dura, en el km 16 nos encontramos en el 1970 m y en el 17 a 1717 metros, mucho desnivel en pocos km.
Una vez pasado este tramo solo quedan unos toboganes en los que más o menos voy aguantando el ritmo sin problemas, quizás el rato bajando me ha recuperado un poco el isquitiotibial y puedo continuar.

Compañeros de fatigas con la Senda del Herrero terminada

 
Finalizada la senda del Herrero, solo queda bajar de la Fuenfria hasta encontrar la vereda de en medio para llegar hasta el lugar donde dejamos el coche. Esta última bajada no quería forzar, solo dejarme caer y llegar de una vez al coche, pero realmente no fue posible, pocos metros después de comenzar a bajar golpeo una piedra con el pie izquierdo machacándome un dedo que ya tenía maltrecho, con uña morada incluida. Ahí si que tuve que parar, y bajar con cuidado hasta conseguir movilidad de nuevo en el dedo sin sufrir demasiado para poder llegar al menos al coche trotando.

Debo decir que a pesar de conseguir el titulo de “El pupas” ese día, estoy contento porque físicamente me encontraba entero, no note el corazón subir fuerte de pulsaciones ni note el cuerpo cansado, la mente me aguanta los kilómetros cada vez mejor y lo único que quiero es repetir el tramo con la pierna un poco más en condiciones para poder disfrutar de todo su recorrido.

Bueno, Iván estuvo fuerte como hacía tiempo que no le veía y espero que continué su mejora para el maratón de El Escorial, y José esta demasiado fuerte para seguir su ritmo.

Por último, a pesar de todos los momentos en los que fui sufriendo, la ruta fue increíble, muy técnica y mucha posibilidad de saltar de piedra en piedra que es lo que realmente disfruto, y con la mejor compañía que podría pedir.

El enlace de garmin

http://connect.garmin.com/activity/223446120#.UFYFh4rbKCE.facebook

Nos vemos en el monte.

David

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s