Crónica Nocturna: Yetis por la Barranca. (Iván)

Publicado: marzo 16, 2013 en Actividades, Equipo, relatos, Todo, Trail Running

 Crónica Nocturna: Yetis por la Barranca. (Iván)

 

La noche transforma la percepción de las cosas, el haz de luz que llevas sobre la cabeza se convierte en el único elemento a seguir, las zancadas, aun firmes, titubean en cada pisada, los pasos complicados son lentos y seguros. Aun así, salir de noche nos atrae cada poco tiempo, salir a nuestros caminos y sendas, para volver a recorrerlos con una perspectiva diferente cada vez, con nieve, con la luna guiando nuestros pasos, con viento y frió, cada día disfrutamos un poco mas de esto de “sufrir” en la montaña.

 

Jueves 14 de Marzo, unos mensajes tentadores el día anterior nos llevaba a organizar otra quedada mas en la mas profunda noche de un día que prometía ser frío, nuestro Cerro del Telégrafo quedaba marcado para el objetivo, pero claro, como ninguno de nosotros nos podemos estar quietos ni callados, la quedada iba aumentando en progresión, que si vamos al Vertical de la Barranca, que venga, que si lo dices en serio, que si, que no, que vamos a la Barranca.

 

fuente de la campanilla

fuente de la campanilla

 

Primero volver de trabajar, sacar a los perros y cambiarse de ropa, una vez vestidos de espartanos al coche y a por el parking del Hotel de la Barranca, la temperatura desciende a medida que subimos hacia Navacerrada, en el mismo parking son 0º los que marca como bienvenida La Barranca, últimos preparativos y salimos del coche, sacamos la cámara y ponemos el GPS en funcionamiento, unas fotos antes de la partida y a enfrentarnos a la nieve y el viento. El ritmo hoy es tranquilo, hablamos y maldecimos el frío, volvemos a reír por vernos a nosotros mismos en una situación a la que sabíamos que nos encontraríamos, el camino hoy se torna algo confuso, muchas pisadas conducen hacia el río y no acabo de recordar por cual de ellas subía el Km Vertical, veo una bajada que quiero recordar como la buena pero hay que cruzar el río, veo una hilera de piedras que me lleva al otro lado y me introduzco en ella para proseguir, en la segunda todo cambia, en un pestañeo me encuentro haciendo malabares con los pies en el agua, intentando hacer malabares para no caerme entero en el agua, mala idea, así que quien dijo miedo, a seguir la pista.

 

nieve hasta las rodillas

nieve hasta las rodillas

Sin apenas dejar de hablar y reír seguimos el camino hasta un desvió a nuestra derecha, subimos por el y, ¡¡¡sorpresa!!! Fuente de la Campanilla encontrada, el chorro de la misma esta parcialmente congelado, de la misma boca metálica del caño sale una preciosa gran lagrima de hielo, una pequeña parada y seguimos; ahora la nieve se torna en venteada y difícil de progresar, a cada paso se unden las piernas hasta las espinillas, pero seguimos en nuestra progresión ascendente abriendo huella, la única guía que tenemos son los casi desaparecidos pasos de las ultimas personas que abran pasado por aquí esta tarde, en ocasiones apenas se distinguen y tenemos que parar a buscarlos o intuir el cauce del río para seguirlo, unos metros antes de llegar al Canchal la nieve se torna en muy profunda llegando a cubre toda la pierna, paramos para debatir la situación, el frío y el viento es cada vez mayor y cuanto mas arriba peor sera, así que decidimos una alternativa, menos dura y algo mas corta, pero igualmente divertida, descendemos de nuevo hasta la Fuente y la Pista, siguiente punto de parada sera el Mirador de las Canchas, la pista cada vez se va convirtiendo mas en un profunda capa de nieve que nos oculta los pies y parte de las piernas a cada paso, imposible correr así, pero nuestro animo no decae en ningún momento, entre trotar y abrir huella a tramos nos acercamos al Mirador, ultima cuesta y el viento vuelve a hacer acto de presencia helando de nuevo nuestros huesos, al fin el mirador aparece ante nosotros y todas las luces en el fondo del valle nos transmiten que allí abajo la vida sigue igual de ajetreada, unas fotos y seguimos dirección de la Senda Ortiz, el camino de bajada sigue igual de tranquilo que la subida, sin acelerar disfrutando del paisaje nevado, escuchando el viento helado mecer las ramas de los pinos que tenemos sobre nosotros, en pocos minutos estamos entrando en la Senda Ortiz y es el único tramo que hicimos un poco mas rápido, la hora se hacia tarde y la temperatura descendencia, teníamos que recuperar algo de calor y poniéndome delante de Arcadio, suavemente acelere un poco el paso.

 

mirador de las canchas

mirador de las canchas

Este tramo por un pequeño sendero, saltando ríos, esquivando rocas heladas, raíces que salen de la nieve, me paso muy rápido, como en los buenos sueños que despiertas y parece que acabas de cerrar los ojos, de pronto estábamos de nuevo en la Pista que llevábamos al principio y apenas a un kilómetro del coche, la noche se acababa, tras algunos resbalones en el hielo llegamos al coche, contentos, con frío, pero apenas cansados, después de haber abierto huella mucho tramo del recorrido, y de hacer 11km con 1000 metros de desnivel.

 

De nuevo hemos vuelto a disfrutar de la montaña y del compañerismo, de una noche que aun fría hemos gozado mucho.

 

Nos vemos en el Monte.

 

Iván.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s