Crónica: G.R.10 Madrid – K.O, Realidad y Re-Motivación.

Publicado: abril 24, 2013 en Actividades, Equipo, relatos, Retos, Todo, Trail Running

Crónica: G.R.10 Madrid – K.O, Realidad y Re-Motivación.

Que difícil resulta escribir cuando algo, digamos, un suceso fuera de lo común o fuera de nuestra intención principal, modifica eso que habíamos planeado durante un tiempo. Al igual que en la montaña tenemos ocasiones que hay que actuar con sangre fría y rápidamente, otras, tenemos X tiempo para decidir, analizar y poder elegir. Cuando actuamos rápidamente (porque la situación lo requiera, “avalancha, peligro en una vía o meteorológico, etc…”) hagamos bien o mal, lo único que hay que analizar es eso, si hemos actuado correctamente o no, al contrario cuando tenemos tiempo, por lo menos en mi caso, luego me da mucho tiempo post-evento para pensar, en la bueno y lo malo, si actué bien o mal, si podría haber aguantado mas o me pase, esta vez han sido muchos días de asimilación.

 

 

gr10

gr10

Hace 10 días que comenzábamos el Reto del G.R.10 Madrid en 2 etapas, por desgracia  la cosa que solo 12 días antes era verme en la meta, rodeado de Arcadio y David con sus bicis cubriendo el último tramo junto a mí, ver a mi Padre, Nuria, Víctor, Laura, etc… Soñaba con los últimos metros y las risas, la ilusión de verme cumpliendo mi sueño. En definitiva me encontraba mucho más fuerte de lo que jamás había pensado.

¡¡¡Solo 12 días antes!!! No suelo ser una persona que frecuente bares, pero unas cañitas de vez en cuando tampoco las digo que no. Una pata de aluminio de una mesa, uno de estos días tomando algo, se ponía en mi camino y chocaba con mi rodilla derecha, sin hacerle mucho caso en ese momento paso el día. Dos días después un bulto un poco feo me salía en la misma rodilla, pues nada, había que probar ese bulto en la rodilla, una nocturna con Arcadio me decía que algo no estaba bien, rareza, inflamación y molestias más que dolores, un cocktel que me dejaba bastante tirado de ritmo en las subidas, las bajadas con más miedo que espanto probando si aguantaba. 6 días de descanso total, vuelta a rodar y a probarla, algo mejor funcionaba, mas aun no estaba a pleno rendimiento, las molestias seguían, la inflamación no hacia aparición, pero el temor a tener algo mas grave o provocarlo me tenía en vilo, cada día la fecha se acercaba algo más. Otros factores como estar sin librar 16 días mermaban el descanso que necesitaba, pero ya no me iba a echar atrás, había que intentarlo.

 

13/04/2013 El día D, después de organizar, grabar el material con el que íbamos a correr, llegamos primero a la Cabrera donde dejaríamos un coche y posteriormente Víctor nos llevaría a la presa del Pontón de la Oliva para llevarnos a la salida a mi Padre y a mí, también para grabarlo.

El comienzo siempre resulta algo clave, los primeros pasos, las sensaciones, la compañía, el ánimo, un sinfín de pequeñas sensaciones que te ayudan o empeoran este momento. Las mías este día eran muy buenas, me sentía fuerte, contento, alegre por recorrer este primer tramo con mi padre.

Los 5 primeros kilómetros nos despedían de un día soleado, con una bonita estampa de la Sierra de la Cabrera como fondo y nosotros dirigiéndonos hacia ella, los frontales pronto hicieron aparición. Luna nueva, la oscuridad es especial, muy profunda, desoladora a la vez que atractiva. Un par de despistes por una antigua carretera del Canal de Isabel II nos dejaban en Patones de Arriba, precioso pueblo, un paso rápido por su margen izquierda, siempre pegados al rio, nos despedía del mismo rápidamente. Enlazamos con la Senda del Genaro, lugar que esa misma mañana transitaban Los Locos del Cerro en su CUT’13.

Un salto para no pisar el rio me iba a privar de mi reto apenas 12km mas allá de su comienzo, un apoyo que me hizo sentir algo raro en la rodilla, me hacía que desde ese momento el correr fuera un suplicio, molestia y el comienzo de la inflamación que se agravaría con el paso de los kilómetros, poco mas hay que contar desde este punto. La compañía y el ánimo de mi padre en este momento duro, me hicieron no derrumbarme, sentir que ni hacia arriba, ni en llano, ni bajando pudiera correr con normalidad, gracias a sus ánimos, no pare a maldecir este estúpido deporte de correr kilómetros y kilómetros, me hizo ver que esto es lo que en ocasiones pasa, que al igual que en el alpinismo, vale más renunciar a tiempo que cargarte una temporada o algo mas, y que hay que tener también mucha fuerza mental, para no solo renunciar a algo que llevas meses preparando, si no que se queda como algo que hay que conseguir, volver a poner fecha y volver a entrenar para ello.

 

Gracias a todos los que habéis apoyado este proyecto y como acabo de decir, volveré a poner fecha a este reto y volveré a luchar por él.

 

Nos vemos en el monte.

Anuncios
comentarios
  1. justo dice:

    hay que ser fuerte también mentalmente y no solo fisicamente y saber dejarlo a tiempo, solo es un pequeño inervalo entre dos intentos y en el siguiente lo conseguiras, ya lo verás. yo estaré junto a ti para ayudarte y animarte.
    El éxito te acompañará, mamá te dará fuerzas desde donde tu sabes al igual que a mi para estar a tu lado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s