Archivos de la categoría ‘triatlon’

Hola a todos!

Por fin vuelvo a tener una competición con la que vuelvo a escribir. No un entrenamiento gordo, esto es una competición. Mi primer Triatlón!

El Ecotrimad, un triatlón en el norte de Madrid, en Buitrago de Lozoya. Será un triatlón sprint, siempre pensé que sería la mejor opción para empezar teniendo en cuenta que llevo 6 meses nadando y no con la constancia con la que querría.

Este triatlón tiene fecha el 9 de Junio, una fecha que considero óptima pensando en la temperatura que supuestamente habría, tanto exterior (para correr y pedalear) como la temperatura del agua para nadar. Pues nada que ver con lo supuesto, mucho frío, amenaza continua de lluvia… por lo que el neopreno para nadar se hace obligatorio para el agua.

Pero no solo el frío es participe de la carrera. Después de un entrenamiento que considero bueno, y una dieta llevada más o menos de forma estricta, en los días de descanso, una tontería hace que se me inflame una contractura en la espalda que hacía tiempo no daba señales de vida (más o menos 5 meses). ¿Cuál es la tontería? salir el viernes 7 a correr trotando para soltar piernas con el perro, en un tirón mal dado me da un tirón la espalda. Este tirón me deja la contractura inflamada, y no podía ni mover la cabeza, ni levantar el brazo (gesto de nadar), ni casi respirar (al hincharse el pecho me tiraba horrores de la contractura).

Toda la tarde del viernes tirado en el sofá, intentando estirar y pensando que no puede ser posible esta suerte, antes de mi primer triatlón me pasa esto y no podré correr…

El sábado no mejora demasiado, y empiezo tomando un ibuprofeno esperando que el dolor disminuya y me deje correr.

Material listo

Material listo

Ya entrada la tarde toca empezar los preparativos. Material, y alguna prueba para la transición de nadar a bicicleta que nunca he hecho. Y a por el dorsal y a dormir a Madrid para evitar un madrugón. La cama era un sofá/cama que no fue lo mejor para terminar de mejorar la espalda. Los nervios pre-carrera hicieron el resto. Mala noche, desayuno rápido y en marcha para el triatlón, con Estela  que me aguanta todas las carreras posibles y que lo agradezco en el alma, Carlos (su primer triatlón también) y Sara, que aguanta todas las carreras de Carlos y mías a su vez.

Llegamos perfectos de hora, perfectos de tiempo… y empiezan las sorpresas. Los coches se dejan a unos 20 minutitos andando del lugar de boxes. Así que a darse un paseo con la bicicleta, neoprenos, ropa de recambio… hasta que llegas a boxes. Una  vez allí, empiezan a meter las bicicletas, y segunda sorpresa, sólo meten la bicicleta los que corren en populares, los que corren en federados toca esperar hasta que el último de los populares salga del agua. Después del pase, toca estarse una horita con todo cargado hasta que puedes colocarlo.

Allí me encuentro con Paula, que ha venido a competir también, y  a varios del club de triatlón Moralzarzal. Mucha gente conocida. Realmente, entre los nervios y las molestias no se que hable con cada uno. Imagino que todos estamos igual.

La salida de los populares sale clavada en hora y nos vamos para arriba para que nos dejen meter las bicicletas.

Por fin en boxes, colocando todo y colocándome el neopreno. Primera vez que nadaba con uno y tenía que ser en competición. Menos mal que fue bien.

Colocándome

Colocándome

 Y ya nos vamos para abajo, a la salida. Llega otra sorpresa, yo soy el dorsal 50, y por lo visto, los primeros 150 de la clasificación del campeonato de Madrid, o los 150 primeros del ranking, salían los primeros, y estos números coincidían con los dorsales. Mi cara de asombro debía ser épica, salía con los profesionales en mi primer triatlón. Hoy aún no lo entiendo. Mis nervios iban en aumento. Pero así era, así que, al agua que es lo que toca.

Entrando al agua

Entrando al agua como si fuese a la guerra

En el agua congelada

En el agua congelada

 En el agua todo como debía ir, salimos, en vez de a las 11:30, a las 12:20 pasadas. Mucho viento y el agua un poco revuelta por este. Cada vez que intentaba respirar, me daba un trago de agua. Bien fresquita por cierto. Y los golpes que recibes en el agua no tienen precio, por todos lados, te pasan por encima, por debajo, se frenan delante…  El circuito constaba de 2 boyas amarillas y el final se veía con 2 rojas. Las rojas imposible verlas tras hacer el giro en la segunda boya amarilla. Este último tramo se me hace eterno, me molesta la espalda horrores, no conseguía respirar bien… Y no sabía si para salir tenía que pasar entre las 2 boyas rojas o no era necesario como en la salida. Al menos realmente no tuve nada de frío, en eso, el neopreno fue genial.

A la salida del agua solo recuerdo los brazos cansados, boca abierta intentando respirar y a Ruth, entrenadora del club triatlon moralzarzal gritarme: “David!! Fuera neopreno!!” Y yo solo pensaba que era lo que estaba intentando hacer, pero que mis brazos no eran capaces. Menos mal que si lo conseguí y pude seguir con rapidez.  

Saliendo en la transición

Saliendo en la transición

 Por fin fuera del agua, con un tiempo de 15 minutos clavados y 2 minutos de transición, que considero rápida para ser la primera vez que la hago. Empieza la bicicleta con todo en su sitio, casco, dorsal y zapatillas, lo mejor de todo, no me caí con ellas. Pienso que esta va a ser buena, no tengo frió. El cortavientos recortado irá perfectamente, y ha sido rápido de ponerse.

La bicicleta fue rápida, quizás tarde 2 minutos más de lo que esperaba, pero creo que fue bastante bien, buenas sensaciones, buen trabajo, intentando evitar que me adelanten muchos e intentando adelantar a los posibles.

¿Lo peor de la bicicleta? Un  giro de 180º en una carretera de sentido único por carril, una carretera con un ancho de unos 6 metros, después de una bajada que se alcanzan los 50 km/h, toca pegar un frenazo para hacer un giro y volver a subir. Los golpes y los sustos son tremendos. No se en que cabeza entra ese giro en ese punto, hay que estar locos.

Y luego, no me esperaba una segunda vuelta al circuito, la verdad. Esto fue fallo mío. Pero cuando creí que íbamos directos, tocó otra vuelta, volver a darlo todo y deseando ponerme a correr y acabar, para que mentir.

La segunda transición me salió bastante bien creo. Me bajé de la bicicleta dejando las zapatillas en los automáticos, y corrí a cambiarme. 1 minuto de transición, 41 minutos de bicicleta.

Pensando que en carrera podría volar en cuanto me pusiese las zapatillas salí como un tiro. Pero este pensamiento duró exactamente 10 metros, lo que tardó la espalda en decirme que me había pasado y que ahí estaba ese fantástico dolor. Intenté relajar los 2 primeros kilómetros y apretar los últimos que eran de bajada, pero era imposible. La bajada era aún peor para la espalda, demasiado peso, demasiada fuerza. Horrible el dolor, solo quería llegar. Podía correr más rápido y no podía, una sensación horrible. Y las zapatillas que ya había estrenado anteriormente me empezaron a rozar. No lo entendí.

Así que al ver que no podía ir más rápido, decidí ponerme a hablar con el hombre que llevaba detrás, al menos nos echamos unas risas. La carrera ya estaba terminada, así que no había nada que perder.

Corriendo con un crack

Corriendo con un crack

Realmente el hombre un genio. Y por fin veo a los míos animándome. Los mejores, por los paseos que se dieron para llegar de boxes a meta para poder verme llegar. Increíbles.

Saludando a los mios

Saludando a los mios

Y ahí la llegada. Tiempo de carrera, 20:16, a 4:04 minutos el kilómetro.

Entrando a meta por fin!

Entrando a meta por fin!

Me voy con una buena sensación, la posición general fue 140, el 26 de categoría, para ser mi primer triatlón y lesionado, muy contento. Salí entre los 150 primeros, y llegue entre los 150 primeros. Contentísimo. Por otro lado creo que podría haber bajado al menos 1 minuto de natación, 2 de bicicleta y haber bajado de 4 minutos el kilómetro corriendo. Pero eso ya no es posible pensarlo, no se puede cambiar y realmente, si no lo hice es porque en ese momento no podía dar más de mí. En el agua quizás si, pero al ser la primera vez… se reserva por que no sabes como te va a costar.

Como siempre, agradezco muchísimo a Estela el esfuerzo que ha hecho por venir a acompañarme en esta nueva aventura, esa paliza que se dio cargando con mi mochila con la ropa para cambiarme al llegar a meta, y esos paseos para sacarnos fotos a mi y a Carlos.. Es la mejor novia que se puede tener, la pobre aguanta todo. También a Sara que hizo lo propio con Estela, increíbles las dos. Y a Carlos por el esfuerzo que hizo también brutal para llegar a meta vivo y luego pasearse para animarme. Increíbles.

Agradecer a todos los del Club de Triatlón Moralzarzal por animar también cada vez que te veían pasar, son increibles animando! En  todo momento, si te veían, el grito salía de su boca. Genial.

Los dos nuevos triatletas

Los dos nuevos triatletas

“La organización… pues muy mala. No tiene sentido que te hagan andar con todo hacia boxes por mitad de la carretera, con bolsas, neopreno, bicicleta, durante casi 3 kilómetros. Que cuando llegues te dejen con todo cargado. Que no haya nada para que los que te acompañen lleguen a meta, solo sus piernas para andar. Que cuando llegues a la meta, te toque volver a boxes a por todo, y si tienes un poco prisa, ya que empezamos 1 hora tarde, te toque ir andando ya que el autobús no empieza a funcionar. Y te toca volver andando con todo otra vez cargado al coche.” Queda subrayado y editado justo debajo por si alguien no sabe que comenté en primer momento.

Edito la entrada para editar esta parte:Aclaro en primera instancia que la organización no me ha dicho que cambie nada, lo hago por que lo veo correcto. Acabo de hablar con la organización del evento, del Ecotrimad, que se han puesto en contacto conmigo para aclararme por que ha sido así y porque está así pensado. Debo decir que les agradezco enormemente su gesto de llamarme, y que después de la explicación, entiendo por que ha sido así como quedó. Es cierto que se puede mejorar, pero comentan que años anteriores dejaban la subida de coches hacía la zona de boxes y que estos colapsaban la entrada y salida para triatletas, por lo que se cuenta con ese parking externo. Me han comentado que estan tratando posibilidades varias para años que vienen. Y realmente tienen razón en que si sales de 3 Cantos o del propio Triatlón de la Casa de Campo, se debe hacer algo así para poder tener la oportunidad de disfrutar de una competición en pueblos bonitos de la comunidad como, por ejemplo, los es Buitrago de Lozoya.

Por ello vuelvo a agradecer su llamada enormemente y comentar que me han quedado claro los problemas que tienen a la hora de organizarlo, y que realmente es un trabajo duro (cosa que en ningún momento lo he dudado).

“Así que no muy contento con la organización”. Después de la llamada si puedo decir que estoy contento con ellos. Los voluntarios un 10, por la paciencia y por el curro que tienen. Y los del avituallamiento, unos cracks animando.

Un saludo a todos

David

Buenas,

hoy no vengo a hablaros de ninguna carrera realizada o algo por el estilo. Voy a comentaros como fue mi experiencia ayer en la tienda Running Triatlon La Sierra. Allí se hizo una demostración de las nuevas Newton, realizada por Gema Quiroga.

Gema Quiroga nos dio, a parte, unos conceptos básicos para su uso, con sesión práctica incluida. Ella nos hacía movernos y nos vigilaba para ver si éramos capaces de hacerlo medianamente bien.

Esta sesión empezaba a las 19:00. Yo llegaba tarde ya que salía de trabajar y tuve que pasar a por Estela, que por supuesto me acompañaría, no se pierde una, o la obligo a venirse a todas… igualmente, no se queja mucho.

Y bueno, tras llegar tarde, debo de reconocer que se portaron desde un principio, ya que cuando llegas estas un poco descolocado, y en seguida viene Gema a presentarse y a ofrecerte unas zapatillas para que te las pruebes. Conmigo tuvo que probar varias por la talla hasta que dimos con unas que quedaban bien.

Todos calzados, Gema comenzó la charla. Charla que a mí sin lugar a dudas me convencía, y que luego con la práctica me dejaría más convencido todavía.

Ella solo nos comentaba el nuevo modelo de zapatillas Newton, como habían sido desarrolladas y nos comentaba las ventajas de estos modelos. Modelos que habían sido probados por deportistas profesionales, y a su vez por populares como éramos nosotros. Tiene también una gran oferta en la que te deja probar las zapatillas 60 días, y si no estás convencido, puedes devolverlas sin problemas.

Nos comentó que Newton, a su vez, había desarrollado una máquina para estudiar la pisada para poder sacar a la venta estas zapatillas, ya que son minimalistas en cuanto a forma de pisada, no se entra de talón. Tuvieron que diseñar esta máquina ya que hasta ese momento, todas las que había, al estar diseñadas para entrar de talón, descartaban estos modelos.

Ahora, con las máquinas nuevas, se comprueba que realmente es un gran modelo, y cambiando un poco la forma de correr, alargaríamos más nuestras vidas de deportistas. ¿Por qué? porque no cargamos el talón cada vez que corremos y caemos sobre él, haciendo que una fuerza nos frene, como si golpeásemos el suelo en cada paso. Como decía Gema, ¿por qué corremos de una forma que nos intenta frenar en vez de ir hacía delante? Pues esta zapatilla te permite ir hacía delante.

Tras unas explicaciones, llega la práctica. Toca lo complicado, toca olvidar todo lo que sabes de correr y volver a empezar. Empezar a saber pisar al caer, a no saltar hacia arriba (esto me costará más de lo que creo seguro), aprender a impulsarse e ir en buena posición. Y a llevar una cadencia de paso adecuada, ni muy lenta, ni muy rápida. Seguir la cadencia realmente ayuda a conseguir la mejor zancada.

En este momento práctico es cuando me fui dando cuenta de que realmente podrían funcionar. Llevo desde Noviembre con bastante Periostitis, y correr 5 metros sin las compresoras se hace, por lo menos, molesto. Ayer no las llevaba, iba en vaqueros y no pude prepararme. Y en ningún momento, en ninguna prueba, tuve la más mínima molestia.

Cambiando un poco la forma de correr, no me dolía. No me dolía al correr con estas zapatillas. Me cambió todas las sensaciones, y tengo ganas de probarlas más a fondo. Este era el único pensamiento que tenía en la cabeza. Como dijo el compañero de Gema, yo mismo lo he comprobado. Puede que fuese más placebo que otra cosa, pero realmente no lo creo, ya que lo he oído muchas veces, correr descalzos, correr pisando primero con el metatarso en vez de con el talón… Esto hace que no sufra tanto las piernas, no sufrir tendiditis, y por lo visto, no sufrir periostitis.

Con esta idea fui a hablar con Gema. Debo decir que Gema trabaja en la misma universidad en donde yo doy clases, y al comentárselo, me ofreció encantada un par de zapatillas para que las probase a lo largo de esta semana, y devolvérselas en el centro al finalizar la misma. Así yo podría ver que realmente funcionan. Y como funcionen, tengo claro que cambiaré de modelo de zapatillas.

Zapatillas Newton

Zapatillas Newton

Suela Newton

Suela Newton

Ahora mismo estoy deseando salir a correr y probarlas. Serán quizás 15 minutos antes de empezar a tener molestias en la zona del talón de Aquiles, molestia que viene dada porque al correr de esta forma, se estira más, pero esto es bueno, no hay que asustarse por ello.

Hay que tener paciencia para ir usandolas, se necesita empezar con pocos kilómetros cada vez y así, se va cambiando la forma de pisar y no se puede intentar hacer en un solo día. Hay gente que necesita 6 meses, hay gente que necesita 1 mes. No se puede salir he intentar hacer 20 kilómetros sin hacer una transición.

Así que aquí os dejo, me voy a probarlas unos 2 kilómetros a ver que tal van. Estoy convencido de que irán muy bien.

Dar las gracias a Running Triatlon La Sierra por traer a Gema Quiroga a hablarnos de estas zapatillas.

Y a Gema por sus grandes explicaciones. Podéis encontrar más sobre ella y sus siguientes charlas en su blog: http://www.gemaquiroga.com/

Os recomiendo asistir a alguna si tenéis la oportunidad.

Un abrazo a todos, y nos vemos por los montes!

David

Duatlon de un novato

Yo siempre he sido muy deportista pero más de hierros indoor, y de vez en cuando un poquito de mtb. Conocí este duathlon por un amigo (Pedro)  y como mi propósito final es participar en un triatlón en Mayo, pensé que sería una buena prueba de fuego. Planifico las semanas previas a la prueba con una combinación de entrenamientos en el gimnasio, con ejercicios aeróbicos, y “salidas de campo”, pero toda la planificación se va al traste debido en parte a las fiestas navideñas y a problemas físicos que me lastran hasta el mismo día de la carrera.

La tarde de antes siguiendo los consejos de David, salgo a comprar un bidón para la bici e Isostar long energy pero sólo encuentro el primero, por lo que hablamos y le pido abastecimiento. Preparo todo, ropa, equipamiento, bici… todo listo para que con el madrugón no me deje nada importante.

6:50 suena el despertador,  de un salto voy a la cocina en busca de un buen tazón de cereales que me dé energía para la prueba. Mi novia fiel seguidora,  socia única y fundadora de mi club de fans, me acompaña en la aventura. Subimos en el coche que marcará 0 grados, ni frío ni calor, durante todo el trayecto hasta Carranque.

Salida de Carlos

Salida de Carlos

Nada más llegar me encuentro con David, por lo que decidimos ir directamente a por los dorsales y a llevar las bicis en el box. Primer error de novato, me equivoco al dejar la bici, pero como siempre David esta al quite y me explica como dejar todo preparado.  Calentamos y nos vamos a la salida. Pasan los minutos entre nervios cuando la gente empieza a corear 3,2,1…0 Salimos 370 corredores y veo como David se lanza a un ritmo que no es para mí, por lo que me acomodo con otros amigos. Pasan los km y no deja de pasarme gente, un poco desmoralizador, pero confío en mi ritmo de 4:40 para guardar algo. Llegamos a la transición y entre el frío, el cansancio y los nervios acabo con el casco en un pie, la bota en la cabeza y la chaqueta por los suelos… me tranquilizo y vuelvo a empezar,  por fin salgo corriendo. Primera transición, fracaso absoluto. Los km de la bici se vuelven muy duros, tras una bajada muy inclinada llegan las subidas, hay barro, rieras en los caminos, caídas, pinchazos… pero recupero bastantes posiciones y mi ritmo está por encima del esperado. Los últimos km se vuelven demasiado duros, me falta entrenamiento. Pero por fin entramos a boxes, la segunda transición va un poco mejor, me encuentro con otro amigo y salimos juntos.

Estos últimos km son los peores, el primero las piernas no responden, me cuesta correr. Pero tras llegar a la mitad de la última prueba la cosa empieza a mejorar y consigo acelerar un poquito, Edu no puede y sigo hacia adelante adelantando gente, me motiva. Última cuesta, pica un poco, pero los ánimos de la gente me dan energía. Por fin meta, lo he logrado y me siento inmenso. 1h 26’ posición 208 y 145 de mí categoría. Es mi primero pero no el último.

Carlos entrando en meta

Carlos entrando en meta

Lo mejor, la deportividad y el buen trato con el resto de los competidores y en lo mejorable la marcación de los km durante el recorrido.

Por ultimo dar las gracias a Estela y Sara por animarnos, a David por todos sus consejos y paciencia y a Challenge Mountain por permitirme participar en su página.

I Duatlon de Carranque (Toledo)

 Éste duatlon no lo conocía hasta hace unas 3 semanas. Carlos, el primo de mi novia, me avisaba que iba a correrlo, que me animase a participar también, y como soy difícil de convencer… me pareció una buena idea para cerrar el año.

Así que nada, empezamos a pensar que toca coger la bicicleta con el frío que hace, y poder al menos, defendernos un poco en ese tramo, ya que corriendo si que está el trabajo hecho.

Esta última semana coincidió con demasiados compromisos, y se nota en la comida, me notaba pesado, y me costaba correr, así que desde el miércoles (4 días antes de la carrera) me tocó controlarme para poder volver al peso en el que me encuentro ágil. Esto es difícil en estas épocas, pero el sacrificio merecería la pena.

El día de la carrera toca paseo en coche, el pueblo está lejos y hay que llevar bicicleta. Cómo el día pinta feo, toca llevar ropa de abrigo, y ropa para cambiarse después. Y sobre todo, preparar la transición de bicicleta de otra manera, ya que había que abrigarse más que corriendo.

Toca prácticas en casa. La noche antes, colocación de la indumentaria de la misma forma que al día siguiente, y a practicar un poco para perder el menor tiempo posible. Luego esto no suele salir igual, pero al menos piensas que lo tienes controlado. Pero me agobia pensar en tanta ropa que ponerse y tanta colocación.

Bueno, el día de la carrera siempre pasa extraño, el tiempo pasa rápido, hay que hacer demasiadas cosas.

Llego a la vez que Carlos, que viene con su novia también a animarle. Esto es perfecto, ya que luego no tenemos que andar buscándonos.

Y bajamos a buscar los chips y así empezar a prepararnos y vestirnos. El día pinta peor de lo que parecía. No solo hace frío, si no que además hay niebla, por lo que la humedad no deja que dejes de sentir el frío en ningún momento. Esto fue muy malo para nosotros, que al final acabas helado. Pero peor fue para nuestras acompañantes, que al estarse quietas, se quedaron aún más frías.

Una vez toda la ropa puesta, nos vamos a dejar las bicicletas al box. Toca la colocación como se pensó la noche antes, todo en su sitio, y por supuesto, aprenderse el lugar donde se deja la bicicleta es fundamental para poder ir directamente sin perder tiempo en buscar.

Mientras las dejamos, escuchamos por megafonía que somos 370 personas. Mucha gente pienso yo, muchas bicicletas. Y para mi, muy extraño que siendo la primera vez que se celebra, tuviera esa repercusión. En esto un 10 a la organización que han sabido moverlo de una manera brutal.

Todo en su sitio, nos toca calentar. Las chicas se van al coche para no congelarse en la espera, y quedamos con ellas a la hora de salida para que nos hagan unas fotillos.

Calentando descubrimos parte del circuito, vemos como esta preparado y por donde nos van a meter. Parece que todo el tramo es asfalto, con bajadas y subidas a pares. Una buena bajada… pues vuelves por el mismo camino para que toque subirla y así no te confíes.

Trabajo hecho, toca ir a la zona de salida para ver cuando toca. Parece que van retrasados, el control de box hace lo que puede, pero son demasiadas bicicletas. Aunque está genial el control, al menos sabes que cuando vuelvas, tu bicicleta seguirá allí, ya que nadie entraría a cogerte nada.

En esta espera llega Moisés, un compañero de trabajo que es triatleta, vive cerca y se pasó con la bicicleta para animarme y dar algún consejo, cosa que se agradece. Cuanta más gente animando, mejor te sientes.

Nos llaman para la salida, y tras los deseos de suerte de nuestras parejas, nos vamos a la línea. Llegamos más o menos tarde, ya que nos toca esperar en una 5ª fila. Pero esta 5ª fila a lo mejor nos está sacando en la posición 100 o más, ya que la calle es ancha y la estamos llenando. Pensé que podría tomar una buena posición como la semana pasada, pero bueno, tocará adelantar.

Carlos y 2 amigos suyos más están al lado, y todos a la espera, ya con frío, pero deseando empezar.

Toca la salida y ya no veo a nadie más, solo me preocupo de buscar por donde adelantar para empezar a soltar piernas, poder correr al ritmo que quiero. Y se da bastante bien, el tiempo que deseaba hacer en estos primeros 5 kilómetros era de 22 minutos, para no ir muy cansado a la bicicleta. Pero me encontraba bien, y cuando me di cuenta, iba por debajo de los 4 minutos el kilómetro. Rodaba cómodo, pero aquí ves como la posición en salida importa demasiado. Al menos las 20 personas que llevaba delante iban a un ritmo parejo, por lo que ni yo podía adelantarlas, ni ellos podían alejarse. Aquí empiezas a poner ya quejas en tu cabeza, ya que si hubiese salido más adelante, podría haber ido unas posiciones más adelante. Pero bueno, lo hecho, hecho está y toca no aflojar, el ritmo es bueno, y no quiero permitir perder posiciones, así que adelanto a los que van aflojando.

Soy el de gafas de la izquierda

Soy el de gafas de la izquierda

Realmente me sentía cómodo a ese ritmo, pensando que podría forzar, pero no merecería la pena, quedaba mucha carrera y hay que terminar.

Ahí llego, muchas bicicletas todavía, eso anima.

Ahí llego, muchas bicicletas todavía, eso anima.

Llego a la primera transición, y el tiempo es mucho mejor de lo que pensé en un primer momento, 19:50, a menos de 4 el kilómetro. Jamás había ido tan rápido. Y pensando en esto llego a la bicicleta. Aquí veo que algo falla, llevo las manos congeladas y quizás en tensión, no me funcionan igual y me cuesta ponerme la ropa y las zapatillas. Y al subirme a la bicicleta, me cuesta hasta cambiar de plato. No consigo abrocharme bien el cortaviento, y se queda la cremallera arriba y el resto suelto. Ya nada se puede hacer, así que a disfrutar de los primeros 5 kilómetros que tendrán una bajada muy chula, y esperar la subida, que según el track, es dura (aunque unas personas de la organización me contaron sobre ella y me quitaron un poco la preocupación).

En la bicicleta voy haciendo los ritmos que deseaba, quizás alguna subida más lenta, ya que en tramos solo entra 1 y si va más lento, te va entorpeciendo. En una subida el que llevaba delante se clavó, y me tocó bajarme de la bicicleta y correr con ella los últimos metros para no perder. Pero todo va marchando bien.

Los últimos kilómetros se hacen rápido y ya sabes que sólo queda volver a correr. Justo a la entrada del pueblo veo a Moisés, me estaba esperando para darme ánimos de nuevo. 39 minutos, todo perfecto, velocidad media de 25 km/h, según lo previsto. Aquí tengo problemas con el reloj, y en vez de cambiar de deporte para que inicie de nuevo, empiezo a meterle vueltas, por lo que el lío me hace retrasarme un poco. Pero esta transición la hago más rápido. Se que con los problemas con el cortaviento del principio, me tocaría correr con el puesto.

En la salida de la misma, está mi novia y su prima animando de nuevo y sacando fotos en las que intento sonreír de la mejor manera que podría en esas circunstancias.

Última transición, imposible quitarme el cortaviento.

Última transición, imposible quitarme el cortaviento.

Aquí es donde veo en qué he fallado en el entrenamiento. No he realizado suficientes transiciones y me cuesta correr. El ritmo no mejora de los 4:20, realmente es el tiempo que pensé en un principio, realizar los últimos 2´5 kilómetros en 11 minutos más o menos, pero al correr tan bien al principio pensé que podría mejorarlo. Al ver que no podía correr más rápido, me confié y me relajé, en vez de apretar los dientes y tirar. Esto debo de cambiarlo, ya que sentí que no di el 100 % en ese último tramo y perdí alguna posición, quizás no más de 4-5, pero suficientes, ya que si hubiese apretado los dientes, quizás las habría ganado.

Por fin toca la meta la bajada a meta después de 600 metros de subida. Aquí vuelvo a soltar piernas como sé, sobre todo para evitar sustos en un último momento.

Y al pasar por meta veo que justo donde esta mi novia para sacarme la foto, se cuela uno en medio, parece a posta, pero al menos salgo un poco.

Llegada a meta

Llegada a meta

Todo ha ido bien en la carrera, posición final 45 de la categoría, 60 de la general. De 370 personas, creo que está bastante bien. Pero en un mismo minuto con 10-20 personas. Eso me hace pensar en el pequeño esfuerzo que tendría que haber realizado en estos últimos kilómetros. Espero no volver a cometerlo. Tiempo final de 1:12.

La organización estuvo muy bien, sobre todo en la preparación de la zona de transición, en la posición que cogieron en los distintos caminos para que no hubiera margen de error, y por parar a los coches para que no se metieran en el circuito. Ya que me tocó quitarme del camino a falta de 1 kilómetro para el final para que me adelantase un señor en su coche, por suerte le pararon más adelante. Lo que faltó fue alguna bebida isotónica al finalizar la prueba, o algún punto de avituallamiento, pero lo mejoraron con las migas, comida con la que dieron de comer a todos los participantes y a sus acompañantes.

Y bueno, de nuevo, agradecer a mi novia el madrugón, ya que hoy si tocó levantarse pronto para ir a la carrera. Y sobre todo el frío que ha pasado a la espera ya que la temperatura no ha pasado en ningún momento de los 2-3º y con la humedad, se hacía imposible. Las gracias también a su prima, que también estuvo ahí aguantando el tipo, y animando siempre con una sonrisa.

Espero que para la siguiente carrera, la posición sea mejor, pero termino el año contento, sintiendo que el trabajo se va realizando, y deseando seguir mejorando marcas. Sobre todo lo pienso cuando en la San Silvestre del año pasado solo quería bajar de 50 minutos los 10 kilómetros y ahora mismo me veo capaz de hacerla en 41 ya que en entrenamientos conseguí dejarlo en 42 minutos.

De Carlos solo darle la enhorabuena por haber terminado. Ese era su primer propósito y lo consiguió. Lo hizo bastante bien para ser su primer Duatlon. Y espero que pronto me pase la crónica de su carrera para ver su punto de vista.

Carlos entrando en meta

Carlos entrando en meta

Las lesiones se han portado más o menos bien, pero la periostitis este último mes me ha dejado muy tocado en algunos entrenamientos. Algunas mañanas era imposible subir escaleras, y esto me preocupaba de cara a las carreras, pero al menos en estas… el dolor era más que soportable.

Por último, desearos a todos un feliz año nuevo, y que disfrutéis bien de estas fiestas. Nos vemos el año que viene con más crónicas de carreras y con más quedadas locas que intentaremos, tengan más repercusión.

David.

Triatlón Bola del Mundo ¡Ya tiene fecha!

 

A solo 45 km de Madrid y 20 de Segovia, el Triatlón Bola del Mundo ya es una realidad. Esta prueba recorrerá la espectacular etapa de la vuelta a España con “un final en altura”, ambos terminarán en 2.265 metros en el alto de Guarramillas, conocido como la Bola del Mundo.

 

 

 Esta prueba recorrerá los puertos míticos como Morcuera, Cotos y Navacerrada para pasar luego a la carrer a pie, con un auténtico trail de montaña, pasando por las cimas de la Maliciosa, Cabezas de Hierro y alto de Guarramillas.
Ambas pruebas ya tienen fecha. Triatlón Bola del Mundo Corto, que contará con un recorrido de 1.500 m de natación, 47 km en el segmento ciclista y 10 km de carrera a pié se celebrará el próximo 25 de Mayo siendo el 14 de Septiembre el Triatlón Largo que contará con 2.000 metros a nado, 87 km en el segmento ciclista para finalizar con 20 km de carrera a pie, un auténtico reto en plena naturaleza

Más información (Triatlón Sierra Nevada y Triatlón Bola del Mundo): www.triatlonsierranevada.com/